Logotipo Grupo SYRSA

Blog

Volver al listado

Otros temas

16 - 01 - 20

La FP como pieza de valor estratégico para sector de la automoción en España

Las actuales cifras de desempleo juvenil y las elevadas cifras de sobrecualificación son motivos para hacernos reflexionar y reaccionar. En España contamos con una formación amplia y variada a la que no se está concediendo el valor real que tiene. Resulta interesante poder impulsar la Formación Profesional y situarla como pieza de valor estratégico para alcanzar mayores cotas de competitividad y desarrollo social. En el caso del sector de la automoción, el impulso de la Formación Profesional se convierte en algo especialmente estratégico, que en todo caso requiere de algunas mejoras específicas para acercarlo aún más a las necesidades reales de las empresas. Tanto más cuando, según el VII Informe Infoempleo Adecco sobre Empleabilidad y Formación Profesional de 2016, el sector del Automóvil acapara 5,63% de las solicitudes a los demandantes de profesionales con titulación de FP.

Desde Grupo Syrsa nos sentimos especialmente sensibilizados con la Formación Profesional, siendo uno de nuestros compromisos adquiridos con la sociedad en la que operamos, y mostrando nuestro apoyo en la apuesta por profesionales de FP en nuestros equipos.

La Formación Profesional, explica Ana Laura Simoens, responsable de Selección, Formación y Desarrollo de Grupo Syrsa, se enfrenta a grandes retos en España. Siendo el principal de ellos la conversión de los centros educativos en centros de alto rendimiento. “Es necesario poner en valor la FP y su consideración social”, comenta nuestra compañera. En segundo lugar, “hay que reforzar la colaboración entre las empresas y los centros educativos”, combinando estudios y prácticas a lo largo de todo el ciclo formativo. También es importante una mayor orientación de los contenidos curriculares a la evolución del sector. “Que la formación responda a necesidades profesionales reales”, sostiene Simoens.

En el caso de la Formación Profesional para el sector de la automoción nuestra responsable de Selección, Formación y Desarrollo remacha algunas propuestas de mejora específicas:

Aportar desde la FP, más allá de una formación técnica específica, un bagaje o formación cultural, que aborde cuestiones como la educación en valores, la inteligencia emocional o el trabajo en equipo.

Trabajar en la actitud, profundizando en aspectos como la proactividad, la flexibilidad, o la adaptabilidad a los cambios. Así, por ejemplo, como recuerda Ana Simoens, Andreas Schleiler (2012), el director del Programa Internacional para la evaluación de los estudiantes (PISA), subraya que lo más importante de los estudiantes de Shangai es que no se limitan a reproducir lo que han aprendido pero que son capaces de extrapolar y aplicar sus conocimientos de forma creativa en situaciones normales.

Conformar una FP inclusiva y equilibrada en cuanto al género. Según un estudio de IESE, los hombres acaparan de forma abrumadora las familias de Transporte y Mantenimiento de Vehículos (98,4% en FP Básica, 97,9% en G. Medio y 97,1% en G. Superior); y la Instalación y Mantenimiento (98,5% en FP Básica, 97,9% en G. Medio y 96,8% en G. Superior).

Potenciar la formación de los tutores de centro y empresa, garantizando asimismo que el profesorado esté al día en las materias que imparte.

Impulsar la formación teórica online, ya que existen zonas en Andalucía donde no se encuentran centros de formación profesional.

“Desde hace años, el sector de la automoción se nutre de alumnos provenientes de la Formación Profesional” -concluye Anna Simoens-. “El contexto de cambios que se están produciendo y van a producirse en torno a este ámbito formativo debe ponerse en valor para mejorar los programas y el modelo de cara a nuestro sector, enfocándolo desde la colaboración de administraciones, centros educativos y tejido empresarial”.

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.