Logotipo Grupo SYRSA

Blog

Volver al listado

Medioambiente

21 - 10 - 19

La gestión de los residuos peligrosos, una prioridad medioambiental

La preocupación por el medioambiente es un aspecto muy presente en nuestra actividad. Por eso, queremos destacar uno de los aspectos relevantes de nuestro compromiso y política medioambiental, como es la gestión de los residuos peligrosos que implica el trabajo del día a día en cuestiones como el aceite usado, las baterías usadas, mezclas de combustibles, polvo de lijado, envases de plástico y metálicos, aerosoles, etc.

Todos estos residuos llevan un código de peligrosidad (llamado código LER), que incluye los requisitos que se deben seguir para gestionarlos correctamente en todas sus etapas. En nuestros talleres, estos residuos se encuentran identificados, almacenados y segregados en bolsas, bidones y otros recipientes, debidamente etiquetados con sus pictogramas y códigos, para ser luego entregados a un Gestor Autorizado, que a partir de ese momento asume la responsabilidad de su gestión.

Debido a nuestra actividad, generamos un considerable volumen de residuos, ya que actualmente tenemos cinco centros catalogados como Grandes Productores (San Pablo, Su Eminencia, Huelva La Paz, Huercal y El Ejido). La forma de etiquetar y tratar estos residuos en nuestros centros es esencial a la hora de una adecuada gestión.

Ámbar Plus, empresa localizada en Dos Hermanas, es nuestro gestor de residuos. Recientemente, realizamos una visita a sus instalaciones para conocer cómo es el proceso de gestión de dichos residuos, una vez que salen de Grupo Syrsa.

El trabajo de Ámbar Plus consiste en clasificar los residuos según sus códigos LER, para ser tratados cada uno de una forma diferente. El criterio que se sigue es intentar reutilizar, reciclar y valorizar todo lo posible, por lo que el gestor envía cada material a los Gestores Finales una vez triturado, compactado o tratado, para un uso final determinado. Así, por ejemplo, los materiales absorbentes, como trapos, papel o filtros de cabina, se compactan en balas muy grandes y se envían a cementeras para utilizarse como combustible en sus hornos, mientras que de las baterías usadas se recicla prácticamente todo el material, y el aceite usado se trata en plantas especializadas y se reutiliza como base para nuevos aceites de motor.

Desde nuestra organización somos muy conscientes de que reducir el impacto medioambiental de estos residuos es responsabilidad de todos, y que es importante no sólo para garantizar la eficiencia en el ciclo de reciclado, sino también para la propia seguridad de nuestras instalaciones y nuestro equipo humano.

 

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.